analisis-darkvoid-pc-ps3-xbox-360
Hacía tiempo que nadie sabía de Nikola Tesla, pero nunca pensé que me lo encontraría en El Triángulo de las Bermudas. Sus proyectos, inventos y sistemas eléctricos resultaban más creíbles como espectáculos de magia que como experimentos científicos… mi nombre es William Augusturs Grey y ese punto geográfico, temido y admirado por igual, cambió mi vida por completo. Pero no sólo eso, también consiguió cambiar mi manera de entender el mundo. Tras aquel fatídico y extraño accidente que me llevó a realizar un aterrizaje forzoso en una zona selvática, aparentemente inhabitada.

En aquel viaje me acompañaba Ava, una amiga con la que compartía un pasado entre sábanas. Preocupado por cómo iba a regresar a la civilización, decidí explorar el lugar… Quién sabe, quizás encontrase piezas con las que reparar el avión, algún pueblucho de mala muerte desde el que llamar a casa o alguna romántica cueva donde recuperar el tiempo perdido con Ava. Sin embargo, mis ojos casi no dieron crédito cuando un ser de metal y energía, parecido a un esqueleto robótico, apareció de la nada para asesinar a sangre fría al único humano que nos habíamos encontrado. Aquella existencia era algo que sin duda no pertenecía a este mundo y me recordaba a una película que había visto, Metropolis… Aunque la realidad es que nuestro metálico amigo no pertenecía a esta dimensión… Como el propio Nikola Tesla me explicaría más tarde.

IDEA DESAPROVECHADA

Fue William Blake quien dijo que la diferencia entre los malos y los buenos artistas radica en que los primeros parecen copiar a los segundos. Pues bien, Dark Void, lo nuevo de Airthight Games -creadores de Crimson Skies- se trata de un título con grandes ideas y virtudes, todas ellas ensombrecidas por una tremenda falta de personalidad y originalidad. Dark Void es, en efecto, un juego que parece que copia sistemas de otros títulos camuflando dichas copias con una verticalidad insulsa y fases de vuelo.
analisis dark void dark void analisis
Para que nos entendamos, Uncharted y Gears of War son ejemplos perfectos de juegos que copian descaradamente jugabilidades y sistemas de otros, pero que aún así las perfeccionan produciéndose una inevitable -aunque pequeña- evolución en el género. Un paso adelante, ni más ni menos. Gears of War es un Resident Evil 4 con coberturas y Uncharted no es otra cosa que un Tomb Raider que prefiere primar la acción a las plataformas y la investigación.

Sin embargo, Dark Void no parece tener muy claro lo que es, no sabe hacia donde tirar, lo quiere todo sin profundizar en nada, y termina por resultar un copy-paste de sistemas jugables que funcionan en otros títulos, aunque ninguno de ellos destaca por su acabado o por lo emocionante de su propuesta. La característica más destacable es, sin lugar a dudas, la posibilidad de volar en cualquier momento que lo deseemos gracias al jetpack, que el mismísimo Nikola Tesla fabrica para Will.

Lo cierto es que el control del aparato está muy cerca de ser perfecto, con giros, disparos, varias velocidades de vuelo y piruetas. La transición aire-tierra, es decir, despegar y aterrizar, son acciones que resultan muy sencillas, una vez dominado el control. Lo que no funciona son algunos planteamientos como la dificultad para acertar a otras naves o la gran cantidad de enemigos que encontramos en cada oleada, parecidos entre sí, casi iguales, que convierten las batallas aéreas en momentos repetitivos y tediosos para el jugador.

Otro problema es que muchos escenarios son interiores o te obligan de alguna manera a permanecer cerca del suelo, lo cual anula la posibilidad de disfrutar del jetpack, que sin duda es lo mejor del juego. Tan sólo hay una fase que funciona de principio a fin, la única que realmente engancha y entretiene, en la que jugamos en un escenario amplio, teniendo que destruir naves y torretas, primero, para finalmente aterrizar en naves nodrizas, eliminar a algunos enemigos a pie que las defienden desde dentro, colarnos, localizar el núcleo para atacarlo y destruirlas. El resto del juego son horas y horas de repetir las mismas fases de disparos con los mismos enemigos, las mismas armas y los mismos problemas.

DARK VOID-ÍNDICE

PÁGINA 1 – Introducción.

PÁGINA 2 – Jugabilidad y argumento.

PÁGINA 3 – Conclusiones.

Mario Fernández 18 | 02 | 2010