AMD acaba de lanzar sus nuevos procesadores Fusion serie A A8-3850 y A6-3650 para ordenadores de sobremesa. Estos procesadores cuentan con la nueva tecnología APU (unidad de procesamiento acelerado), con la cual enlazan directamente el proceso gráfico con la tarjeta gráfica, proporcionando de este modo un alto rendimiento para juegos y gráficos.

La arquitectura de estos procesadores combina cuatro núcleos CPU x86 con una potente gráfica dedicada, la cual soporta DirecX11 y hasta 400 núcleos Radeon, consiguiendo así un procesamiento de video de alta definición. De este modo, combinando este procesador con algunas de las tarjetas gráficas Radeon, conseguiremos un rendimiento aumentado hasta en un 120%. Para haceros una idea, con este procesador se realizarán cómputos de más de 500 gigaflops (500 mil millones de operaciones de coma flotante por segundo), así como transferencia por USB 3.0.

El procesador de sobremesa AMD A8-3850 funciona a 2.9GHz (CPU) y 600 MHz (GPU) con 400 núcleos Radeon núcleos, 4 MB de caché L2 y un TDP de 100W, teniendo un precio en torno a los 135 dólares.
El procesador para sobremesa AMD A6-3650 tiene una velocidad de reloj de 2,6 GHz (CPU) y 443MHz (GPU) con 320 núcleos Radeon, 4 MB de caché L2 y un TDP de 100W, con un precio que ronda los 117 dólares.

La verdad es que se está avanzando tecnológicamente para que cualquier usuario medio pueda acceder a tecnologías que antes sólo podían verse en supercomputadoras. Los jugones más exigentes estamos de enhorabuena. Con estos nuevos procesadores la experiencia de juego será mucho más potente, si cabe.

Luis Martinez 30 | 06 | 2011