Amazon continúa con sus planes de dominar el mundo… digo… que busca ampliar y diversificar su negocio. La compañía estadounidense de comercio electrónico y servicios de cloud computing ha comprado un estudio de videojuegos. Double Helix Studios es la compañía adquirida, conocida por Killer Instinct y el próximo Strider.

La noticia ha sido publicada por TechCrunch, anunciando que había confirmación oficial. No han trascendido los tan deseados datos económicos, por lo que no sabemos cuál ha sido la cantidad pagada por Amazon para hacerse con el estudio y la propiedad de sus títulos. Pero, ¿por qué Amazon quiere meterse en el mundo de los videojuegos? Es una pregunta complicada pero debe de ver el negocio económico claro. Su respuesta ante la pregunta de TechCrunch no aclara las dudas, es para la galería:

“Amazon ha adquirido Double Helix como parte de nuestro compromiso de construir juegos innovadores para los usuarios”.

<
/blockquote>

Aunque la noticia no debe quedarse aquí. Sería un grave error olvidar que hace unos días se supo que Amazon estaba planeando lanzar una consola propia al mercado por un precio inferior a 300 euros.

Strider

Ahora mismo Amazon es un distribuidor más de los productos de Sony, Microsoft, Nintendo y el resto de compañías desarrolladoras y distribuidoras pero estas noticias, además, le colocan en un futuro próximo como competencia directa, aunque su éxito y continuidad en este mercado depende de la aceptación que tenga el público de sus productos.

Fuente: TechCrunch.

Nacho Ros 06 | 02 | 2014