American McGee lanzó hace un año una campaña de crowdfunding a través de Kickstarter para financiar el desarrollo del juego de navegador Akaneiro. La campaña fue un éxito, y se recaudaron 204.680 dólares, algo más de los 200.000 que se tenían como objetivo. Sin embargo, tras su lanzamiento el juego ha proporcionado a Spicy Horse entre Kickstarter, Steam y ventas ingame un total de 300.000 dólares, 1.700.000 dólares menos de lo que está costando realizar el juego.

Akaneiro Spicy Horse American McGee

La vida como desarrollador independiente está llena de la constante amenaza al fracaso, ha relatado McGee en una actualización de Kickstarter. “Esta no es la primera vez en nuestros ocho años de historias que hemos tenido que enfrentar un reto semejante. No es la primera vez que debemos reducir nuestro equipo en alguno de nuestros juegos. Es diferente por la transparencia que exige ser parte de Kickstarter”.

El equipo de Spicy Horse dedicado al F2P se ha visto reducido a dos personas, y son muchas las cosas que deben terminar y arreglar esas cuatro manos. Han tenido que enfrentarse a un contratiempo en el co-op, problemas con el GUI (no compatible con 4.5) y un duro feedback que tachaba al juego de aburrido.

¿Por qué un Kickstarter de 200.000?

¿Por qué se pidieron 200.000 dólares cuando se necesitaban dos millones? Esa es la primera pregunta que nos viene a la mente al leer las pérdidas que está dejando Akaneiro a Spicy Horse. McGee y los suyos creyeron que esa era  la cifra necesaria para arrancar y que después el juego podría continuar manteniéndose por sí mismo una vez que se lanzara una primera versión, sin embargo, la realidad ha sido bien distinta.

Rocío González en 31 | 01 | 2014