Beachhead, responsables del desarrollo de Call of Duty: Elite, han querido asegurar que su creación estará muy bien protegida contra los tramposos o “cheaters”, anglicismos que se utiliza para referirse a los jugadores que muchos desearíamos ver fuera de esta saga. Según han destacado, no será posible alterar las estadísticas y no se podrán hacer cambios que no sean oficiales.

“Desde el punto del vista del desarrollo, hemos utilizado un sistema de seguridad extremadamente potente. Tenemos personal dedicado y centrado en la arquitectura del juego, para estar seguros de que nada queda expuesto y también estamos muy pendientes de ofrecer seguridad en las competiciones que ocasionalmente formen parte del servicio”, comentó Chacko Sonny en Eurogamer.

Elite será un servicio premium para usuarios y amantes de la saga Call of Duty, que este año lanzará al mercado Modern Warfare 3 (el ocho de noviembre, para ser exactos). Se espera que este servicio online y social aparezca por las mismas fechas. Podéis leer nuestras impresiones sobre CoD: Elite en el siguiente enlace.

Antonio López 01 | 06 | 2011