Tras haber cancelado varios proyectos que Vivendi Universal Games tenía programados lanzar, los chicos de Activision Blizzard explican que la falta de potencialidad a largo plazo fue el motivo principal para desechar estos videojuegos.

Bobby Kotick

El consejero delegado de la compañía, Bobby Kotick, ha dado declaraciones durante la presentación de resultados anuales de la compañía, y ha comentado que una estrategia que la empresa ha tomado es la de desarrollar únicamente videojuegos con lo que puedan trabajar año tras año, para llegar a convertirlas en sagas de 100 millones de dólares, y los títulos que han cancelado no tenían ese potencial a pesar de la expectación que se tenía sobre algunos de ellos. Kotick ha expresado que el entorno de ventas de la empresa es muy exigente y que por ello se debe ser muy exigente a la hora de producir nuevas sagas, ya que es un desafío demasiado grande el tratar de consolidar nuevas series.

Los videojuegos que se han quedado sin el apoyo de Activision Blizzard son “50 Cent: Blood on the Sand”, “Los Cazafantasmas”, “Las Crónicas de Riddick: Asalto en Dark Athena y “Brütal Legend”.

Los Cazafantasmas

50 Cent Blood on the Sand

Claudio 07 | 11 | 2008