Carta Blanca

Hoy en día están prácticamente en desuso pero hubo un tiempo en el que los juegos integrados dentro del sistema operativo Windows eran tremendamente populares. Suponían una forma de entretenimiento rápida y sin complicaciones, sin tener que recurrir a ningún otro jugador, y tan sólo necesitando un par de minutos para completar una partida. Además, todos ellos tenían un componente altamente adictivo, ya sea por la posibilidad batir nuestras propias marcas de tiempo o puntuación que quedaban grabadas en nuestro ordenador o por superar esa sensación de frustración que suponía quedarse atascado sin poder solucionar una determinada situación o panel.

Juegos que se han convertido en clásicos a pesar de que en los tiempos que corren es mucho más fácil echar mano al bolsillo para jugar una partida a cualquiera de los miles de juegos casual que pululan por las tiendas de apps. Por ello, hacemos un breve repaso a cinco de los mejores y más populares juegos presentes en algunas de las versiones del sistema operativo de Microsoft.

Buscaminas

El Buscaminas o Minesweeper es todo un clásico de los juegos de Windows. Como bien recordaréis, se trataba de despejar un campo de minas sin detonar ninguna de las bombas, identificando la ubicación correcta de cada una de ellas con una bandera. Las casillas libres nos indicaban mediante un número la cantidad de recuadros adyacentes que contenían una mina, teniendo que usar toda nuestra agudeza y destreza para evitarlas hasta completar en el menor tiempo posible los tres paneles estándar con los que contaba el juego.

Solitario

Posiblemente el juego más adictivo de todos los incluidos alguna vez en la suite de entretenimiento de Microsoft. De hecho se considera uno de los 3 programas más utilizados en la historia de Windows y uno de los pasatiempos favoritos de funcionarios de media España. Su mecánica era muy sencilla, aunque no siempre resultaba fácil ganar: teníamos que despejar la parte inferior del tablero colocando todas las cartas en los montones correctos ordenados por palos, haciendo uso de diferentes columnas en las que colocábamos las cartas en orden ascendente y alternando colores.

Carta Blanca

Otro de los grandes juegos de cartas incluidos en Windows. Era básicamente otro solitario, aunque esta vez todas las cartas estaban destapadas desde el inicio. A igual que antes debemos ordenar todas las cartas en 4 montones empezando por el as, aunque en esta ocasión podemos hacer uso de cuatro celdas libres o comodín a nuestro libre albedrío lo que le dotaba de un componente estratégico muy interesante. A día de hoy podemos seguir disfrutando de una versión online de este clásico en Carta Blanca, con todos los elementos presentes en la versión de Microsoft. Ideal para recordar los viejos tiempos en nuestro Windows XP.

Corazones

El Corazones o Hearts era otro juego de cartas más, otro solitario a pesar de simular partidas multijugador de cuatro personas mediante inteligencia artificial. El objetivo era terminar cada ronda con el menor número de puntos posibles tras tirar todas nuestras cartas o por el contrario llevarnos todos los puntos en juego, siguiendo el palo de la primera carta lanzada en cada turno y en el que los corazones siempre eran el palo ganador. Al comienzo de cada ronda, cada jugador pasa 3 de sus cartas a un rival y recibe otras 3 cartas de otro oponente, teniendo que escoger concienzudamente que naipes traspasar dependiendo de la estrategia a seguir.

Space Cadet 3D Pinball

El pinball oficial de Windows fue todo un éxito cuando se lanzó. Distaba mucho de los pausados juegos de cartas más populares y sus lucecitas y sonidos arcade eran capaces de revolucionar al jugador más calmado. Uno podía pasarse horas activando los flippers, completando misiones espaciales, procurando no quedarse sin combustible, activando el agujero de gravedad del centro de la mesa, consiguiendo bolas extra y multiplicando por dos y por tres la puntuación conseguida. Todo ello en pos de batir nuestro propio récord y poder fardar de ello delante de nuestros amigos.

Carlos Sánchez 28 | 12 | 2019