Si no has tenido la suerte de jugar el primer Dawn of War y deseas adentrarte en el envolvente mundo de Warhammer 40,000: Dawn of War 2, puedes hacerlo sin ningún problema porque son tan distintos que la jugabilidad es completamente diferente.

En la campaña individual de este juego de estrategia nos topamos con un estilo directo, mientras que en el multijugador encontramos algo más clásico mejorado con una espectacular campaña cooperativa.

Los jugadores de Dawn of War 2 nos ponemos en la piel del Comandante de los Marines del Espacio, una pieza importante que será el responsable de llevar a su bando hacia la victoria en un duro conflicto donde nos enfrentaremos contra las facciones Tiránido, Orcos y Eldar.

Las 54 misiones de la campaña individual son de una duración corta y nos servirán de entrenamiento para los retos que vendrán después. El jugador controlará al jefe de cada comando, a los personajes principales, y un regular número de unidades.

Dos características del título que debemos destacar son su rejugabilidad y la fantástica realización del mapeado. Lo primero por las posibilidades de elegir los caminos con distintas armas y situaciones, y lo otro porque los mapas son pequeños pero tienen un detalle magnífico.

Freddy 05 | 04 | 2009